Tomates verdes fritos

El nombre real del libro es “Tomates verdes fritos en el café de Whistle Stop“. Pero a causa de la película, que ha sido mucho más popular que el libro, el nombre por el que es conocido es la versión …

Libros

Hoy en día existen muchas variantes en lo que a soportes para la literatura se refiere. Además lo cierto es que los libros fueron la primera herramienta que nos permitió el acceso a la información de otros tiempos, culturas, conocimientos y lugares. La primera modalidad de testigo que los seres humanos pudimos crear para que el arte y el conocimiento se difundiera. El saber pudo pasar de persona a persona y las experiencias adquiridas. Los maestros dejaron su experiencia por escrito y eso permitió que otros diesen los siguientes pasos. Por lo tanto, podemos que la totalidad de la información y experiencia que poseemos sobre asuntos y los acontecimientos pasados, se lo debemos a los libros. Ellos son el registro de la historia. Ellos han guardado lo que pasó en los momentos del pasado. Cápsulas del tiempo en forma de letras. La literatura es la firma de la historia. Incluso la literatura fantástica tiene la impronta del momento en el que se escribe. Por todo esto los libros son valiosos en términos de construir la historia para nosotros. Sino que además son una fuente de entretenimiento para todos los públicos. Son la más universal de todas las artes ya que todo el mundo sabe leer. Y todo empieza por escribir una pieza de las creaciones artísticas. Casi todo lo que implica crear una obra de arte tiene sus primeros pasos en escribir. Esto es algo que no puede olvidarse a la hora de dar el valor que se merecen los libros. Ya que son los padres de todas las obras de arte, aunque sean de otras disciplinas. Por otro lado los libros son una ventana abierta a la imaginación, permiten la creación sin los límites de la realidad. Son un soporte que permite volcar las ideas como para que quien lo lee ponga su mente a trabajar y cree su propia historia. Es el mejor soporte para la fantasía por lo que la literatura fantástica siempre ha sido una de las estrellas de la literatura. Es algo así como el establecimiento de un marco ideal para los conceptos. Y a partir del cual los lectores crean su propia historia siguiendo un entorno básico. El escritor describe un entorno pero es algo tan subjetivo que cada historia resulta diferente en cada cabeza de cada lector. Por esto los libros son la fuente de entretenimiento más personal y creativa que existe. No están relacionados con la realidad tangible como un cuadro o una escultura que vemos y podemos percibir con todos los sentidos. Sino que ofrecen a los lectores una realidad que cada uno da una interpretación; lo cual es casi mágico.